El título

*

*

“Aquiles tras la Tortuga”. ¿Por qué?

Aparte de que suene simpático, que había que rellenar un espacio no ocupado previamente por otra página, que hace referencia a una carrera -cosa que adoro- y también a un personaje de la mitología griega del que admiro ciertos valores y de cuya época histórica evoca sentimientos de epopeya que me gustan; más allá de todo eso…  Supongo que es una forma de decir, en definitiva, que por más que incluso un sabio como Zenón diga que es imposible, se puede alcanzar a la tortuga. Y ésto, quizás, puede llegar a ser tan fácil como parece.

Zenón, promotor de la paradoja de Aquiles y la Tortuga, no conocía el cálculo infinitesimal -demasiado adelantado para su tiempo- del mismo modo que muchas paradojas no obtienen respuesta al no conocerse todos los detalles que rodean lo que, a priori, encierra su misterio. Pero Zenón quiso poner en jaque a las matemáticas y dio por perdido al héroe de la Ilíada Aquiles, nada menos; quien era conocido como el más rápido de entre todos los hombres.

Mi creencia, por tanto y respecto al nombre del blog, es que en el peor de los casos, y aunque no seas el más rápido de entre todos los aqueos, mientras creas en algo, la perseverancia puede que haga el resto.

Lo que supone aquello que considero como lo más importante en la vida de cada uno: La actitud. Ésa palabra es mi reivindicación en la vida, y por ende, éste es el nombre que escojo para mi blog.

Tan simple como eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s