Tempus Fugit

*

*

.

*

Huye del incendio, como cada día. Pero esta vez se ha tropezado.

“Mala suerte”, se lamenta. Ahora es su propio cuerpo el que arde por el fuego.

Quien se va consumiendo por las llamas. “Como Norman Morrison”, piensa. “Como Laín Coubert…”

¿Todo ha terminado?

*

Al menos eso parece para sus cuerdas vocales, que ahora, quemadas por el fuego y aunque lo deseara, no le permiten pronunciar palabra con motivo de pedir la ayuda que nunca antes se había decidido a pedir.

También es el fin para su piel, sobre la cual sus ojos ya no volverán a verter más lágrimas.

El final para su colección de promesas por cumplir.

Y mientras se va disipando en la Nada, se olvida poco a poco de todos sus sueños.

*

Se deja llevar, sencillamente, sabedor de que ya no está soportando el peso del mundo sobre sus hombros.

Acepta que su alma se ha muerto.

*

[…]

*

O quizás decide apagar el fuego y renacer de sus cenizas.

Y volver a intentarlo.

Porque ya no nos queda nada más por hacer, excepto bajar la ventanilla y dejar que el viento juegue con tu pelo; ¿recuerdas?

La actitud sigue siendo tuya y nadie te la puede arrebatar.

Y además, habiendo contemplado al abismo con tus propios ojos, y habiendo aprendido a reverenciar a la naturaleza, el tiempo no se ha perdido.

Te sobra inspiración y experiencia.

Conoces el camino.

Pero tiene que ser ahora mismo. Desde ya: a por ello, con toda la intensidad. Ya que esta vez vas a morir en el intento. Vas a morir en el intento.

Porque estás hasta los cojones de ver derrotas por todas partes y por una vez, por UNA PUTA VEZ, todo va a salir bien,

Todo va a salir BIEN.

*


Anuncios

2 comentarios el “Tempus Fugit

  1. Azo dice:

    Convertirse en un Lain Coubert, es algo de lo que deberiamos huir todos
    No te parece?
    Un abrazo dominguero

    • Armand L. dice:

      Ufff, hace años que leí La Sombra del Viento, pero está claro que me marcó la descripción de ese personaje, Laín Coubert, que, aparentemente, se había escapado de un libro en el que era la viva representación del diablo.

      Pensándolo bien, sí. Huiría =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s