Un poco más cerca del cielo

*

*

Siento admiración ante la fe, la determinación y la  inmensa fuerza, frente a los desafíos del momento, en un hombre capaz de descender de la montaña herido del corazón pero tan lleno de vida que, aún habiéndose dado por muerto, abre los ojos para contemplar un renovado amanecer; esta vez, bajo un resplandor especial.

Desearía lo mismo para mí. Daría todo lo que soy; mi pleno compromiso hasta el grado de quedarme exhausto por encontrar ese punto de inflexión.

Algo que no sea temporal sino como un tatuaje. Inherente. Imborrable… Que esté cargado de instantes que posean el vigor de la oratoria más conmovedora. La más motivadora.

¿Estaría a tiempo para hallarlo?

A tiempo de no cortejar a las tinieblas. De no flaquear, recobrando una esperanza inquebrantable; a prueba de cualquier duda que, por pequeña que sea, logre tambalear mis convicciones condenándome a la mediocridad por percibir que todo fue en vano.

A tiempo de esquivar la desidia. De escapar de La Nada escogiendo un camino de sufrimiento en su lugar. Caminarlo por el anhelo de creer que es posible volver a ser una centella del mundo; que arde, como Juana de Arco, pero que brilla.

Me conformo con una única cosa aparentemente imposible. Un punto de partida.

Y apreciar de nuevo la belleza, por traerla dentro. Portar la pureza de una gota del sudor de Nacho Vegas.

Si he de morir, quiero hacerlo mucho más cerca aún. Más cerca que nunca. Necesito la cima…

Sólo eso bastará para salvarme.

*

*

Gracias a César Pérez de Tudela, por la fotografía, su amabilidad y su ejemplo.

Anuncios

5 comentarios el “Un poco más cerca del cielo

  1. El_Loco_de_Prodigy dice:

    La vida es un periodo volatil y finito donde ocurren situaciones que te reportan felicidad o tristeza en general.

    La vida es como una montaña, todo hombre tiene aspiraciones y objetivos y conforme va subiendo(edad) la montaña va consiguiendo paso a paso sus pequeñas metas hasta llegar a la cima que es la felicidad de uno mismo o el bienestar(cosas que te hacen feliz y que de alguna forma te conformas con lo que tienes o has conseguido).

    Nadie te dice que sea un camino de rosas, algunas veces te tienes que clavar alguna espina o conseguirlo con esfuerzo y sacrificio al igual que el alpinista. Despues de haber subido te quedas con esa satisfaccion de haber llegado a tu objetivo que te planteabas al principio y cuando lo consigues parece que estas tan lleno de felicidad que te sientes que tocas el cielo al igual que Sisifo que quiso tocar el cielo porque pensaba que habia encontrado al amor y que iban a estar juntos para siempre. Por último y una vez conseguido el objetivo el alpinista(hombre) sigue buscando cimas(objetivos) que escalar. Asi es la vida.

  2. Sra.Bipolar dice:

    Y al llegar a la cima te darías cuenta de que lo increible de verdad fue el camino, disfrutas ese momento de gloria y tienes que volver a bajar (con la satisfacción de haber estado en la cima, claro). Pero nadie puede quedarse en la cima para siempre. Hay que descender, y quizás desde un lugar menos bajo que la última vez, probar a escalar cimas más altas. Porque lo importante en la vida es superarse, mejorar, avanzar, y nunca conformarse. Pero tampoco frustrarnos si elegimos una cima demasiado alta. Y quizás el cielo que buscamos esté más cerca de lo que creemos.

    Un saludo, también me gustó tu blog. :)

  3. Calliope23 dice:

    Me gustó el post, y también tu comentario, Sra.Bipolar :-)

  4. Naranjita dice:

    Qué puedo decir a parte de queme encanta cómo te expresas.

    A nadie nos gusta sufrir para alcanzar la cima, tod@s queremos que sea un camino fácil y tranquilo, sin momentos en los que te sientas pender de un hilo o que si pones un pie donde no debes puedes acabar estámpandote contra el suelo, pero… yo me pregunto ¿sentiríamos la misma satisfacción al conseguir todo lo que queremos, deseamos y anhelamos fervientemente sin derramar una sola gota del sudor de nuestra frente?

    Sinceramente creo que no, porque después de haberte esforzado, después de haber luchado por aquello que quieres hasta el último aliento y llegar a conseguirlo te deja una sensación de bienestar y de felicidad que no obtendríamos si con tan sólo chascar los dedos todos nuestros deseos se hicieran realidad.

    También sé que es frustante luchar para conseguir algo que quieres para que cuando crees tenerlo se te escape de entre los dedos como un puñado de fina arena. Entonces pensamos que hemos maolgastado nuestro tiempo, esfuerzo y lo que es peor, nuestra ilusión, pero no debemos rendirmos, hay que seguir luchando, porque tarde o temprano, encontraremos otra camino que nos lleve a esa misma cima a la que no pudimos llegar. Tal vez el camino sea más difícil, más duro y esté lleno de más sufrimiento, pero tarde o temprano, todo ser humano alcanza la cima de la felicidad.

    Por eso amigo, te digo que no rte desanimes, puede que ahora te oparezca lejano, muy lejano, un imposible, pero sé que algún día alcanzarás esa cima y hallarás la felicidad absoluta, sólo tienes que seguir tu camino.

  5. Armand L. dice:

    -¿Quiere usted ser famoso? -le preguntó bruscamente.

    -Un poco -confesó Eden-. Es parte de la aventura. No el ser famoso, sino el proceso de conseguirlo lo que cuenta. Y, al fin y al cabo, no considero el ser famoso más que como un medio para otro fin. Por ese motivo y por esa razón, quiero ser muy famoso.

    Martin Eden (Jack London)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s