Camino

*

 *

La historia de la Cenicienta contada sin final feliz. Sólo con ratas, tinieblas y llantos.

“Ya no puedo más. Todo es inútil. Ya no puedo creer en nada ni en nadie. Nada me queda. Nada”.

Una película dura que muestra lo cruel que puede llegar a ser la vida, a menudo traicionera, y más cuando afecta a quienes, aferrándose a un único libro, optan por seguir uno de tantos aparentes senderos de salvación; lo cual —el leer sólo un libro— les convierte en los peores ignorantes. Mucho peores a quienes jamás leyeron nada.

Perfecta muestra de lo que es el Final: Cuando entonces no queda fe. Cuando el ángel que vigilaba por tu vida se transforma, resultando ser negro. O cuando tus peores pesadillas eran puro verismo de la vida real. Comprobarlo en el mismo instante en que una sombra se cierne sobre ti para tener la certeza de que después no quedará nada.

Me encanta el personaje que interpreta al padre: Filmando a Camino —nombre de la niña protagonista— en vídeo durante todos sus cumpleaños menos en uno, subiéndole el volumen de la música por verla bailar, o regalándole una cajita musical con la que “guardar los secretos” que él jamás contaría a nadie. Ganándose con ello no sólo toda su confianza, sino un honesto “no me extraña que mamá se enamorase de ti”…

En fin. Que no entiendo cómo habré tardado dos años hasta decidirme a verla.

*

*

“Mi problema es que no soy nada cuando tú dejas de imaginarme…”

Anuncios

10 comentarios el “Camino

  1. Woman_in_the_mirror dice:

    Tengo que reconocer que me encantó y que no pudiste estar más acertado con las frases y el papel del papá….. No entiendo a la hermana y no soporto el eogismo de todos..

    Es una película para querer …. qué coraje que le den la interpretación que ellos querían darle. Era mucho más simple escucharle….

    • Armand L. dice:

      Sobre el final, aunque ellos sacarán sus interpretaciones, entiendo que también puede evocar que, de forma antinatura, existe una recompensa cuando crees en algo. Un analgésico para la vida. Trescientos miligramos de ibuprofeno infinitamente metabolizables.

      Mr. Meebles, por ejemplo, que es omnipotente y omnisciente, que todo lo puede y todo lo sabe, padece de un pequeño problema técnico: él no existe si no eres capaz de imaginarlo.

      Esa es su paradoja, la cual se resuelve reivindicando el maravilloso poder de la imaginación. La fuerza analgésica de la Fe. De creer en la VIDA. Un poder que difiere de la fuerza anestésica de un reaccionario de la fe, quienes proponen otra cosa: Algo para dormir y que no te des cuenta. Algo para que confíes en la muerte y no en la vida.

      PD: El cómo resalta tu nickname de entre todos los avisos -banales, absurdos, insustanciales- que llegan al móvil a lo largo de un día sería un bonito ejemplo de algo inimaginable.

      • Woman_in_the_mirror dice:

        Sigues expresándote de forma que no te entienda pero que queda muy bien a la vista. con tu s “,” intercaladas…

        P.D: Ahorra toda la frase y di directamente inesperado xD

  2. Armand L. dice:

    Si tuviera que resumirlo escogiendo una única palabra, una y ya está, ésta no sería “inesperado”.

    PD: Cómprate un diccionario ;P

  3. Woman_in_the_mirror dice:

    P.D: No le des ideas de hormonar a la niña…

  4. Woman_in_the_mirror dice:

    Ok.. ya no te comento más…. :X <—– eso significa que me estaré calladita siempre.

    • Armand L. dice:

      Comenta, pero con responsabilidad *Modo Vani moderando OFF*

      Que descanses =)

      PD: La palabra empieza por ‘efe’, como no podía ser de otro modo tratándose de un comentario tuyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s